Se ha producido un error en este gadget.

lunes, 9 de enero de 2012

Antonio López en Bilbao.

Supongo que alguno se preguntaría que eran esas cabezas de bebé gigantes situadas en plena Gran Vía bilbaína y en la puerta del Museo en el parque. De aspecto un poco grotesco, esas 2 enormes testas eran el adelanto de lo que veríamos en los próximos meses. Considerado como el padre de la escuela hiperrealista madrileña, el pintor manchego Antonio López expone estos días su obra en el Museo de Bellas Artes de Bilbao. 





Con un detallismo fotográfico inigualable, explora diferentes temáticas abordando aspectos cotidianos como retratos familiares, bodegones y naturalezas muertas, y sus archiconocidas vistas de Madrid, donde el dibujo predomina sobre la pintura.



Habiendo batido récords de visitas, tanto en su exhibición anterior en el Museo Thyssen-Bornemisza de Madrid, como en esta ocasión, Antonio López ha demostrado que es uno de los artistas mejor considerados por el público en general. ¿No os extrañaban las largas colas que se formaban los miércoles a las puertas de la pinacoteca? La obra de Francisco Durrio, "Monumento a Arriaga" es testigo de la espera interminable  que tienen que soportar los visitantes  para poder descubrir algo sorprendente. Si aún no habéis visitado la muestra, podréis hacerlo hasta el 29 de Enero, ya que debido al tremendo éxito han decido prolongar su estancia unos días más. 



Algunos consideran sus obras como auténticas obras de arte, pinturas que reflejan la realidad como si de una fotografía se tratase. Otros sin embargo consideran que es una tomadura de pelo, puesto que algunas de las obras se encuentran inconclusas. El arte es algo subjetivo, donde cada individuo ejerce una opinión personal que puede diferir de la de su acompañante. ¿De verdad vais a dejar que os lo cuenten?  Mejor juzgarlo vosotros mismos. 


miércoles, 4 de enero de 2012

El Cascanueces

¿Qué es una Navidad sin el clásico de "El Cascanueces"? Compuesto a finales del s. XIX por P. I. Chaikovsky, es uno de los ballets más representados en todo el planeta.

Como cada año, la representación llega a Bilbao para deleitar a niños y mayores, que durante casi una hora y media, son trasladados a un mundo de magia y fantasía. 



El bailarín bilbaíno Igor Yebra recrea este clásico de la danza, junto con Oxana Kucheruk, ambos Bailarines Estrella de la Ópera Nacional de Burdeos. Junto a ellos, alrededor de 70 jóvenes promesas vascas dan vida a los diferentes personajes que cuentan esta fabulosa historia.

 Igor Yebra.

Fiel al original pero en una versión reducida y adaptada por el propio Igor, está dividida en 2 actos sin descanso. Cuenta la historia de Clara, que recibe un Cascanueces tallado personalmente por Drosselmeyer como regalo de Navidad. Cansada de tanto bailar con su nuevo regalo, se queda profundamente dormida mientras que el propio Drosselmeyer convierte sus sueños en un mundo mágico. Niños, jóvenes y adultos son los protagonistas de  esta obra, que nos hará sonreír y pasar un rato entretenido. 

Desde hoy, y hasta el día 8 de Enero de 2012 en el Teatro Arriaga de Bilbao, una oportunidad que os recomiendo no dejar pasar. Cuando salgáis, os dolerán las manos de tanto aplaudir. 




¡Un saludo y Feliz Año a todo el mundo!